MERCEDES BENZ
/ HISTORIA / MODELO SLR / MODELO SL / MODELO SLK / MODELOS MERCEDES BENZ / TEMAS DE ESCRITORIO /

AUTOMOVILISMO DEPORTIVO
/
GRUPO AMG / KARL BENZ / GOTTLIEB DAIMLER / MUSEO MERCEDES BENZ / MOTORES / VIDEOS / NOTICIAS

 /
AVATARES / FONDOS DE ESCRITORIO / SALVAPANTALLAS / ICONOS / FORO / SKINS / ENLAZANOS / POSTALES / TIENDA / PARA TU MOVIL

Mercedes Benz: En el Automovilismo Deportivo

Automovilismo Deportivo, todo sobre la marca Mercedes Benz en el automovilismo, sus principales logros, sus mejores coches y sus grandes triunfos. Todo sobre Mercedes Benz en el Automovilismo Deportivo.

Los autos MB han sido muy exitosos a lo largo de su historia en las competiciones automovilísticas. El Mercedes Simplex de comienzos del siglo XX fue el primero construido con el expreso propósito de correr, con un diseño de la carrocecería más bajo de lo normal (los autos eran usualmente de la altura de un coche de caballos); estos dominaron las carreras durante años.

En 1914, justo antes del comienzo de la I Guerra Mundial, Mercedes ganó el Grand Prix de Francia, lo que significó a la vez un revés para los franceses. Benz ya competía con un auto de forma aerodinámica llamado Tropfenwagen en los años 20 antes de que ambas compañías se fusionaran. En los 30, con sus poderosas Flechas de Plata (Silberpfeile), dominaron junto a su rival, la Auto Union (futuro Audi), la mayoría de los Grandes Premios europeos, mientras llevaban el récord de velocidad en la tierra a más de 435 km/h (270 mph). En ese entonces el equipo deportivo de Mercedes era dirigido por el gran Alfred Neubauer.

En 1949 Mercedes sintió la necesidad de regresar al mundo de las carreras, misión que se le encargó a Alfred Neubauer, quien encontró 4 autos de 1939 para el nuevo reto, sumando a los exitosos pilotos de la pre-guerra (Kling y Lang) el argentino Juan Manuel Fangio. De esta forma participaron en el Gran Premio de Argentina y el Gran Premio Evita Perón de 1950, obteniendo un segundo y un tercer puesto respectivamente frente a autos mucho más modernos y poderosos. Sin embargo serían las dos últimas carreras de los viejos modelos: en el mismo 1952, Mercedes-Benz presentó su pequeño y poderosísimo 300SL con las sorprendentes alas de gaviota. Para este auto la compañía no solo se concentró en cultivar un gran número de caballos de fuerza (215 CV), sino que además prestó elevada atención a la reducción del peso (solo 850 kg) y la aerodinámica, posibilitando que estos ganaran 2 veces la carrera de las 24 horas de Le Mans, 3 veces el Grand Prix de Berna y en una ocasión la dura Carrera Panamericana entre 1952 y 1953, teniendo un gran rendimiento en otras competiciones de la época como la Mille Miglia. El 4 de julio de 1954, Mercedes-Benz regresó por todo lo alto a la Fórmula 1 haciendo el doblete (primer y segundo puesto simultáneamente) en el Grand Prix francés con el Mercedes-Benz W196. Esta fue una gran victoria para Alemania, especialmente porque ese mismo día, algo más tarde, el equipo alemán de fútbol ganaría el Campeonato Mundial de la FIFA por primera vez. De esta forma Mercedes dominó los Grandes Premios y las carreras de autos deportivos, incluida una espectacular victoria de Sterling Moss en la Mille Miglia en 1955. Sin embargo, el 11 de junio de 1955 ocurriría una catástrofe: Al entrar a la recta de meta, el piloto Mike Hawthorn hizo una brusca entrada en boxes, obligando a realizar una maniobra evasiva a Lance Macklin, que colisionó con el piloto de Mercedes Pierre Levegh, lanzándolo fuera de la pista. Su coche impactó con un bancal de arena que lo hizo literalmente despegar, desintegrándose a más de 200 km/h sobre las tribunas llenas de espectadores, muriendo 86 de ellos y resultando heridos más de 100, muchos de ellos de gravedad. Debido al incidente el gerente general de Daimler-Benz solicitó a Neubauer que se retirara de la carrera por respeto a aquellos que habían muerto y a sus familiares, e informó de que Mercedes no volvería a correr hasta que se mejoraran las medidas de seguridad, provocando la anulación de los siguientes cuatro Grandes Premios. Finalmente Mercedes ganó los otros tres que quedaban de la temporada, pero al final de la misma, la firma anunció su retirada definitiva de la F1, con un impresionante palmarés de 9 títulos de 13 posibles en solo dos años.

Mercedes inscribió algunas limusinas en ralis en los 60 y finales de los 70, sin grandes éxitos. Además hubo intentos de inscribir en algunos eventos de Rally al Mercedes-Benz W201 en los inicios de los 80 sin éxito. En su lugar, entre el 13 y el 21 de Agosto de 1983 en la Pista de Alta Velocidad de Nardo en el sur de Italia, los nuevos compactos W201 clase 190, llevando un motor de 16 válvulas construido por Cosworth, rompieron 3 récors mundiales de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) luego de correr sin parar (con solo paradas de 20 segundos cada dos horas y media) un total de 201 horas, 39 minutos y 43 segundos, completando 50 000 km y con una velocidad punta de 247 km/h. Esto convirtió al W201 en el modelo de turismo Mercedes 190E 2.3-16.
 


Mercedes regresó a las carreras de autos deportivos como Sauber-Mercedes en 1989, ganando las 24 horas de Le Mans y el DTM alemán.

En 1994, las 500 millas de Indianápolis fueron ganadas con un motor Mercedes, la cual hizo una excepción en las reglas de producción (que incluían no fabricar motores para carreras), y construir un inusual motor "con el propósito de correr". Este motor fue diseñado para ser utilizado en aquella sola ocasión.

Enlaces del Momento 

Embrujadas - Nicole Kidman - Brad Pitt - Jennifer Lopez - Porsche - Ronaldo - James Bond - Harry Potter - Garfield - Zidane
- Anna kournikova - David Beckham - Enrique Iglesias - Christina Aguilera - Marilyn Monroe - AUDI - Matrix Reloaded
- Anuncios Compra y Venta - Porsche - Descargar Programas - Pueblos y Ciudades de España


Este es un web del Grupo Publispain © Inversiones Foley SA. San José. Costa Rica.
Alguna de las imagenes  han podido ser recopiladas por la web si alguna tiene copyright rogamos nos lo comunique y será retirada.
CONTACTO